¿Memes? No, no, no, no… Bueno, sí

Publicado en: 7 de marzo de 2019

No quisimos aceptarlo, mucho lo temíamos, ahora ha pasado. El uso de memes podría ser considerado un delito, en parte por buenas razones, pero hoy, las publicaciones más rápidas de generar, con más probabilidades de generar engagement y de ser compartidas, así como las más divertidas (con sus excepciones), han tomado un duro golpe.

 

Aunque no existe una legislación específica sobre el tema, ya hay más consideraciones para defender los derechos de quien aparezca en la foto o del autor del personaje mostrado. El problema radica en que compartir imágenes de otras personas sin su autorización, o incluso de personajes creados por otros, puede ser considerado una violación a la Ley Federal del Derecho de Autor. “¡Qué delicados!” podríamos decir, pero si consideramos el alboroto que se hizo por otorgarle ideologías a Mafalda por ambos bandos de la lucha sobre la legalización de la interrupción del embarazo, y el malestar que le provocó todo eso a Quino, el creador del cómic, entenderemos un poco mejor de dónde surge y la necesidad de tomar en cuenta que, a pesar de que puedas hacer un meme muy divertido, una demanda no lo sería tanto para la empresa.

 

 

Si eres un Mad Max de las redes sociales y decides seguir usando memes para acercarte a tu público, deberías considerar pedir permiso antes de usar las imágenes que mejor te funcionarían. Podría sonar como una locura, pero si tomamos en cuenta que gracias a Twitter ya es imposible tener un acercamiento con algunas figuras públicas, con un poco de suerte recibirías de respuesta un “sí, me encantaría convertirme en un meme”. Si en cambio decides no tomar riesgos y tampoco preguntar antes de usar la imagen hay otra (tal vez ridícula) solución.

 

Hay quienes han optado por hacer referencia a memes pero usando sus propios personajes para alcanzar a esquivar las posibles consecuencias legales, abajo hay tres ejemplos:

 

                                                                                                          



ETIQUETAS:

0 comentários

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *